40 CONSEJOS PARA REALIZAR UNA BUENA PODA

En MULTISER somos especilistas en el mantenimiento de jardines, por eso queremos compartir nuestra experiencia en una actividad tan importante para el buen matenimiento de un jardín como es la poda. Revisa los 40 consejos que te damos sobre la poda y aplícalos todos, es importante. Y para un trabajo profesional y con la máxima calidad, ponte en contaco con nosotros.

 

  • Una poda mal realizada puede llegar a causar la muerte de una planta.
  • La poda correcta da fuerza y vigor, mejora la floración y desarrollo.
  • Con la poda se controla el crecimiento, creando la estructura necesaria para que las ramas soporten el peso.
  • Frutales, el crecimiento excesivo afecta la producción de flores y frutos: la planta concentra sus energías en crecer y no en producir.
  • La poda bien hecha favorece la adecuada distribución de las ramas y se garantiza que la luz del sol llegue también al interior de la plant. Crece así de manera armónica y florece mejor.
  • Las podas regulares facilitan la llegada al centro de la planta o árbol del aire y la luz.
  • Las podas anuales de ramas de los árboles hace que las raíces se desarrollen mucho menos.
  • Se deben eliminar partes dañadas o enfermas.
  • Se deben eliminar las ramas secas.
  • Se deben elimnar las ramillas que desborden el volumen de la copa, los chupones y el crecimiento desordenado.
  • Un pino no crecerá más rápido por podarlo más. Al revés, se retrasa el crecimiento y no engordan ni troncos ni ramas. Se deben eliminar como máximo uno o dos pisos inferiores cada vez.
  • Las flores que se van marchitando se deben eliminar, por estética y porque estimulará que salgan más.
  • No se debe podar un árbol porque es muy grande o muy viejo o por la costumbre de que hay que podarlos por sistema.
  • La Poda de Formación se realiza con el fin de conducir el desarrollo de la planta desde el principio, logrando un crecimiento equlibrado y ramas bien dispuestas.
  • La Poda de Aclareo se usa para eliminar ramillas de las zonas altas y densas de la planta que impiden la entrada de luz solar en el interior de la copa.
  • En general, la poda se debe realizar en la época de receso vegetativo de la planta, teniendo siempre en cuenta el clima y las temperaturas.
  • Cuanto más susceptible sea la especie a las bajas temperaturas, más tarde debe realizarse su poda, cuando hayan terminado la época de bajas temperaturas.
  • Nunca debe podarse un arbusto o árbol de floración primaveral en invierno, ya que la producción de nuevos brotes y flores se vería seriamente dañada. Hay que podar después de su floración.
  • No deben realizarse podas drásticas (terciado y desmochado).
  • Es mucho más fácil y cómodo eliminar grandes porciones de rama que ir poco a poco, mirando y cortando pequeñas ramillas y bifurcaciones. Pero sólo así se evitan respuestas desordenadas de la planta, que obligarán a continuos retoques y harán débiles y peligrosas las uniones que crecerán a partir de esos cortes.
  • Cortar las ramas enteras sin desgarrarlas.
  • El desgarramiento permite que por las heridas puedan penetrar diferentes agentes patógenos (virus, bacteria y hongos) y producir enfermedades.
  • Al cortar ramas gruesas debe hacerse en dos pasos, evitando desgarros en el punto de corte. Debe cortarse primero una parte y luego el tocón final. Es conveniente retocar el corte con una navaja hasta que quede perfilado y limpio, citrizando mejro y con más rápidez.
  • Utiliza siempre herramientas bien afiladas y limpias.
  • Es recomendable poner en el corte, especialmente de ramas gruesas, productos que impidan la entrada de patógenos a través del mismo (mástic).
  • Las sierras de arco y los serrotes están indicados en la poda de ramas con grosor superior a los 10 ó 12 cm.
  • Las tijeras y podadoras se afilan con una lima suave.
  • Nunca podes la punta de los árboles de crecimiento piramidal, como pinos, coníferas, liquidámbar…, ya que la guía no se recupera y se deformará.
  • Si por alguna razón la punta (la guía) se rompe, fija cuidadosamente una guía de alambre al brote más firme que dirija su crecimiento vertical.
  • Poda siempre sobre un brote o rama que haga de ‘tirasavias’ para que cicatrice mejor y evitar así la formación de tocones secos.
  • Retoca los cortes de ramas gordas con una navaja hasta que queden perfilados. El labio cicatrizante cerrará mejor.
  • Una buena poda es vital para los rosales.
  • Las rosas de pie bajo se podan en forma de copa abierta, despejando el interior para que entre la luz del sol: cortar todas las ramas que entorpezcan el eje central de la planta y deje 3 a 4 varillas «de esqueleto» con no más de 4 yemas cada una; cuida que la última yema mire hacia fuera.
  • Se deben elimnar las ramas que miran hacia el centro y dejar las que apuntan hacia afuera.
  • Antes de eliminar una planta hay que asegurarse de que está muerta. Raspa la corteza; si está verde o blanca, y no marrón, está viva.
  • El despuntes o pinzado consiste en quitar con los dedos los extremos de los brotes tiernos de una planta. El objetivo es favorecer el desarrollo de las yemas laterales, con lo que se obtienen más brotes y por extenesón más flores, y se redondean aquellas plantas que crecen compactas, como fucsias, crisantemos…
  • La Poda Ornamental o Topiaria se usa en setos y para hacer formas artísticas.
  • Usa especies como el Boj y el Tejo que además de ser espesos, crecen lentamente y evita el tener que recortar muchas veces en el año.
  • Las formas rectas como pirámides, conos… se cortan con la ayuda de cordeles tensados o con un marco de listones de madera.
  • Para las formas de fantasía, como animales, lo mejor es preparar un armazón de malla metálica que cubra todo el seto, podando lo que sobresalga.

Para asegurarte el mantenimiento de jadines más profesional, ponte en contacto con MULTISER.

2018-04-06T16:37:42+02:00 junio 1st, 2017|